sindrome mujer estresada

El síndrome de la mujer estresada

Hace apenas dos siglos que las mujeres hemos ido consiguiendo entrar en el mercado laboral (agh! como odio esa expresión). Esa es la parte buena, podemos trabajar y desarrollarnos en el ámbito laboral que hayamos elegido o, más bien como está la cosa, en el que encontremos trabajo. Pero este acceso al mundo laboral exterior (no doméstico) no nos ha librado del mundo laboral interior (doméstico). ¡Sorpresa! Bienvenida al mundo de la mujer estresada. Las tareas de cuidado, organización...

Volver arriba