SOP ¿Cual es tu tipo?

Como ya te contaba en el post anterior, el Síndrome de Ovario Poliquístico no es una enfermedad en sí misma. Se trata de una condición metabólica y endocrina que desarrolla un conjunto de síntomas (síndrome). Entre ellos el más problemático es la falta regular de ovulación.

Por esta falta de ovulación se producen otros síntomas como los ovarios poliquísticos, el déficit de hormonas como estradiol y progesterona y la infertilidad. Otro problema no menos importante que es causa y efecto del SOP es la resistencia a la insulina (RI). Alrededor de un 70% de las mujeres con SOP tiene resistencia a la insulina, lo cual multiplica por mucho su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares y metabólicas.

Para tratar correctamente el SOP tenemos que tratar a la persona que lo padece, no a sus síntomas. Cada persona con SOP padece su tipo de SOP. No hay dos cuerpos iguales, por eso siempre recomiendo tratar el SOP de cada persona en concreto. Hay mujeres con SOP que no tienen hirsutismo, otras que son muy delgadas, otras que no tienen acné… Cada caso hay que tratarlo según sus características y necesidades. Si tienes SOP no te compares con otras personas que también lo tengan. Ni con su evolución o sus síntomas.

Tipos de SOP

Para facilitar el tratamiento del SOP sí que es necesario y muy útil identificar el origen del mismo. Según nos cuenta la Dra. Lara Briden en su libro, existen 5 causas, con importantes diferencias entre ellas, qué están en el origen del SOP de cada persona. Se pueden diferenciar en estos 5 tipos:

SOP insulino-resistente

Este es el que tienen la mayoría y el más fácil de diagnosticar. Cuando hay mucha insulina circulando en sangre el cuerpo termina por hacerse resistente a ella. Deja de «entender» su señal y deja de funcionar, pero el pancreas sigue segregando más, precisamente porque la insulina no está haciendo su trabajo. Esto hace que aumente la inflamación, la producción de testosterona en los ovarios e impide la ovulación. Todo lo que desencadena o empeora el SOP.

La causa principal de la RI es el exceso de azúcar en la dieta, pero en personas con SOP también hay una importante predisposición genética. También influyen el tabaquismo, el consumo frecuente de alcohol, las grasas trans (panadería y bollería industriales, chucherías, comida basura, comidas hiperprocesadas…) y las toxinas ambientales.

Puede ser su caso si tiendes a ganar peso y no eres capaz de perderlo, sientes antojos irrefrenables de azúcar, si necesitas comer postre, te han dicho que tienes tendencia a la diabetes o eres pre-diabética, tienes problemas de pérdida de cabello (alopecia de patrón masculino, la típica calva de hombre) e hirsutismo. Probablemente tienes una gran cantidad de insulina en sangre, niveles altos de LH (Hormona Luteinizante) y exceso de testosterona. También hay casos de mujeres delgadas o sin problemas de peso que tienen RI y SOP, aunque son menos comunes.

SOP post píldora anticonceptiva

Algunas mujeres, bastantes de hecho, tienen problemas para recuperar la ovulación regular después de dejar la píldora. Este es un efecto secundario de la píldora del que se habla poco (o nada). La píldora anticonceptiva es eficaz porque impide la ovulación. El problema es que, tomada durante largos periodos, puede provocar una “desconexión» entre el eje que va del cerebro a los ovarios. Para algunas mujeres esto durará unos meses, para otras incluso años. Esta falta de ovulación regular o total es lo que causa el SOP post píldora.

Es el segundo tipo más común y más complejo. 
Puede ser tu tipo si antes de tomar la píldora tenías ciclos regulares, es común que antes tuvieras acné, lo más probable es que tengas los niveles de LH altos y los de prolactina también, aunque también pueden aparecer normales.

SOP inflamatorio

La inflamación sistémica de bajo grado, depende de muchos factores como:

  • el estrés
  • la exposición a tóxicos ambientales
  • resistencia a la insulina
  • permeabilidad intestinal
  • intolerancias alimentarias (como al gluten y/o los lácteos de vaca (Caseína A1))
  • dietas pobres en vegetales y ricas en comidas hiperprocesadas e hidratos de carbono simples
  • y sustancias como el azúcar, el tabaco y el alcohol.

La inflamación sistémica del organismo es un problema que hace empeorar o incluso desencadena el SOP. Cuando hay  inflamación permanente de bajo grado en nuestro cuerpo se alteran los receptores hormonales y se estimula la producción en las suprarrenales de andrógenos como DHEA y androstenediona. Todo ello impide una ovulación regular.

Puede ser tu caso si tienes otros síntomas que muestren un sistema inmunológico debilitado o alterado (infecciones recurrentes, migrañas, erupciones cutáneas, alergias, dolor en las articulaciones, problemas digestivos…). En tus análisis aparecen biomarcadores de inflamación como deficiencia de vitamina D, anemia, anticuerpos de tiroides, PCR elevada y/o celiaquía.

SOP adrenal

Se da en el menor cantidad pero es cada vez más común. Es un tipo de SOP que responde al estrés y que tiene su origen en una desregulación del eje HPA (Hipotálamo-Pituitaria-Adrenales). En este caso no cursa con todas las hormonas andrógenas altas, solamente con la DHEA (DeHidroEpiAndrosterona). Deberás descartar con tu médico otras posibilidades como la prolactina alta o la Hiperplasia Adrenal Congénita.

Es tu tipo de SOP si no tienes todos los andrógenos altos sino solo la DHEA, si no tienes RI, ni problemas de anovulación, y tienes o has tenido estrés muy alto o crónico.

SOP de origen desconocido

Es relativamente común y relativamente fácil de solucionar. Suele estar originado por un problema de fondo asociado que está impidiendo una correcta ovulación y esto termina provocando el SOP. Dentro de las posibles causas ocultas que estén provocando esta situación están:

  1. Consumir demasiada soja: la soja puede tener efecto estrogénico o anti estrogénico en grandes cantidades. En este segundo caso, demasiados fitoestrógenos pueden ocupar (bloquear) demasiados receptores de nuestro estrógeno natural. Esto puede bajar los niveles de estrógeno hasta el punto de interferir con la ovulación. Normalmente al dejar de consumirla se normalizan los niveles y se recupera la ovulación.
  2. Hipotiroidismo, ya que puede elevar los niveles de prolactina (lo cual suprime la ovulación), produce RI (que hemos visto que está implicada en la mayoría de SOPs) e interfiere con la correcta función ovárica. De hecho en este estudio se habla de la prevalencia de la Tiroiditis de Hashimoto (el tipo más común de hipotiroidismo) en las personas con SOP. En este caso habría que tratar ambas dolencias conjuntamente pues están interconectadas.
  3. Dietas veganas o vegetarianas poco equilibradas: estas dietas no son sinónimo de salud. Si no se hacen bien y supervisadas suelen ser deficitarias de zinc (entre otras cosas), un mineral fundamental para el correcto funcionamiento ovárico. También suelen ser bajas en grasas saludables (la fuente de las hormonas). Si se corrigen las deficiencias y se aprende a llevar una dieta vegana o vegetariana equilibrada y bien suplementada, el problema se suele corregir fácilmente.
  4. Deficiencia de yodo, otro mineral que es fundamental para el correcto funcionamiento hormonal y ovárico (el yodo es un mineral muy delicado, no lo suplementes sin supervisión médica).
  5. Muy pocos hidratos de carbono en la dieta: ningún macronutriente debe desaparecer de la dieta habitual, todos son necesarios para el correcto funcionamiento orgánico, especialmente para el sistema hormonal. Sin un mínimo de glúcidos el hipotálamo no es capaz de desencadenar el pico de LH que precede a y provoca la ovulación. Restableciendo el equilibrio de hidratos de carbono saludables en la dieta suele ser suficiente.

Estos 5 tipos no quieren decir que tengas que encajar solo en uno de ellos. El SOP es un síndrome y es un problema multifactorial. Lo cual significa que no responde a una única causa y que puedes verte reflejada en más de un tipo. Lo que sí es probable es que tengas uno que sea dominante. La finalidad de estas tipologías es tratar de ajustarnos al máximo al origen del problema para encontrar la mejor solución.

Hay tantas cosas que contar sobre este tema que este post me quedó muy largo. Así que he aprovechado para dividirlo en dos. Nos vemos en el siguiente en el que te hablo de los posibles tratamientos para el SOP.

Ya sabes que me encanta leerte en los comentarios.
Hasta la próxima, cuídate, quiérete y mímate mucho.

Ali.

8 commentarios

  1. Milena
    29 enero, 2019

    Gracias por tu blog, es genial!!!! aún no encuentro respuesta, tengo ovario poliquistico sin el
    Síndrome todos mis exámenes salen bien, lo único es que tengo alopecia universal, pero esto jamás ha traído alguna debilidad sistémica. Quedo atenta al post de los posibles tratamientos.

    Responder
    1. Ali
      30 enero, 2019

      Muchas gracias Milena! Encantada de que estés por aquí y me leas. Espero poder serte de ayuda de alguna manera. Un abrazote!

      Responder
  2. Yenifer
    31 enero, 2019

    De todo lo que leí me vi reflejada en sop insulino resistente (engorde cabello graso acné y ahora caida de cabello) y sop post píldora Lo cual el segundo me pone muy triste ya que antes me bajaba la regla (pero tenia acne) y decidí cuidarme con pastillas cuando las deje ya no me vino la regla y descubrí q tengo sop. Q triste

    Responder
    1. Ali
      31 enero, 2019

      Hola Yenifer, gracias por compartir tu experiencia. Si que es triste que se recete la píldora tan alegremente y termine provocando problemas donde antes no los había. De todas formas es un clásico que receten la píldora para resolver temas de acné. Y una vez más suele haber un empeoramiento cuando dejas la píldora. Mucho ánimo y no te rindas que hay mucho que puedes hacer para mejorar tu SOP.

      Responder
  3. Raquel
    8 febrero, 2019

    Hola y gracias por la información. Tengo SOP desde siempre, ni acné, ni sobrepeso ni nada de nada. Simplemente reglas muy irregulares. Por lo tanto, no encajaría en ninguno de los tipos… Como puede ser si todas las mujeres que conozco con SOP tienen algún síntoma que comentas?
    Un saludo.

    Responder
    1. Ali
      10 febrero, 2019

      Hola Raquel, igual es que tu diagnóstico de SOP no es correcto ¿te hicieron analítica hormonal cuando te lo diagnosticaron o solo ecografía? Si fue solo con ecografía no es un diagnóstico fiable. Además, las reglas irregulares pueden ser por muchos motivos no solo por SOP. Igual te vendría bien hacerte una analítica hormonal para confirmar o descartar el SOP y así tener más idea de por dónde buscar soluciones 😉

      Responder
  4. Alba
    25 marzo, 2019

    Hola! Yo tengo Sop con prolactina y androstenediona altas. Me lo diagnosticaron con ecografía y análisis de sangre. No tengo testosterona alta ni resistencia a la insulina. Lo que sí tengo son los anticuerpos de tiroides aumentados pero me hice las pruebas de celiaquía y de PCR y dan negativas. Qué anticonceptivo va mejor para bajar la androstenediona? Pregunto porque fui a varios médicos pero no concuerdan entre sí. También me gustaría que me digas qué tipo de SOP te parece que soy y si podes darme consejos sobre suplementos o alimentación para mi caso, porque casi todo la información que se encuentra en internet va dirgida a tratar la resistencia a la insulina, que yo no tengo.

    Responder
    1. Ali
      11 abril, 2019

      Hola Alba, gracias por compartir tu caso conmigo. No puedo hacer recomendaciones del tipo que me pides fuera de consulta, sería una irresponsabilidad por mi parte y sin conocer mejor tu caso. Tu tipo de SOP puede ser de origen adrenal, pero insisto, sin ver tus valores ni conocer a fondo tu caso, no me arriesgo a darte una respuesta. Para bajar los niveles de prolactina va muy bien el Vitex (Agnus Castus), pero asegúrate antes de tomarlo de que tus niveles de LH no están elevados, en ese caso no lo debes tomar. Ánimo!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba